Por:
Oficina de Comunicaciones
Instituto Distrital de Recreación y Deporte IDRD

  • El Instituto mantiene un proceso sancionatorio contra el contratista que presentó incumplimientos y entregó la obra en el 38.8%.
  • Actualmente se adelanta la formulación de nuevos estudios para dar reinicio a la obra de reforzamiento y adecuación del escenario.

Luego de tres años de incumplimientos por parte del contratista en la obra de reforzamiento de la Unidad Deportiva El Salitre (UDS), el Instituto Distrital de Recreación dio inició a un proceso sancionatorio y avanza en la formulación de estudios para el reinicio de obras, mientras abre las puertas de nuevos escenarios para las Ligas deportivas de la ciudad.

Desde su inauguración en 1973, la UDS era reconocida por ser la casa de las diferentes ligas y disciplinas deportivas en Bogotá. Ahora permanece en desuso y se ve afectada por el desmantelamiento en el que se encuentra desde hace tres años, cuando comenzó una obra de una intervención estructural de reforzamiento para que cumpliera con la Norma Sismo- Resistente (NSR10).

El contrato número 2937 de 2017, firmado bajo la administración anterior, señalaba el inicio de la obra el 16 de noviembre de 2017 y la terminación en 10 meses, con un costo de $12 mil millones de pesos de la primera etapa. Sin embargo, el contratista presentó atrasos reiterados en la ejecución y varias prórrogas para la entrega del proyecto, la última otorgada el 1 de noviembre de 2019.

Tras el vencimiento del plazo contractual, la administración actual del IDRD tomó posesión del predio el día 06 de marzo de 2020 y comenzó la liquidación del contrato de la obra, que finalmente solo completó un avance del 38.8%.

Ahora, el Instituto adelanta la formulación de un estudio de patología estructural y análisis de calidad y funcionalidad de las obras ejecutadas e inconclusas; mientras avanza el proceso administrativo sancionatorio, en el que se espera que el Instituto reclame el 20% del valor del contrato de obra.

De acuerdo a los estudios se determinarán los recursos necesarios para terminar el reforzamiento estructural y adecuaciones necesarias para poner de nuevo en funcionamiento a la UDS, y se espera que el nuevo proceso permita comenzar con la obra en el segundo semestre del año 2022, con una duración de 15 a 18 meses.

Además, el IDRD mantiene conversaciones con las diferentes Ligas deportivas de la ciudad para habilitar otros escenarios que se adecuen a sus prácticas y competencias, de modo que los parques de Bogotá tendrán las puertas abiertas y se ofrecerán de forma gratuita a los deportistas.

“Es una oportunidad para descentralizar el deporte en Bogotá, para llevar las diferentes prácticas deportivas a otros escenarios y que se distribuyan por más localidades de la ciudad, incluso que estén al alcance de más ciudadanos”, añade Blanca Durán, Directora del IDRD

De esta forma, el IDRD y las Ligas seguirán trabajando en conjunto para ofrecer nuevas alternativas y espacios al deporte bogotano, que además se ha visto gravemente afectado por la pandemia actual y que busca una paulatina reactivación.