Por:
Comunicaciones Colnago CM Team
paisadeportes@gmail.com

  • Hoyos se hizo inalcanzable en la clasificación de los Sprint.

El raudo descenso de la salida de la octava etapa de la Vuelta a Colombia 70 años en la ciudad de Manizales, por donde constantemente transita Juan Diego Hoyos, fue la antesala y una de sus motivaciones, para salir a asegurarse de manera anticipada, la camisa verde que lo acredita como el más veloz de la principal cita del Ciclismo Colombiano.

La etapa que tenía como destino la población de Belalcázar, tras recorrer más de 163 kilómetros, tenía como antesala a ese duro ascenso final, la disputa de tres sprint intermedios, clasificación que desde la segunda etapa tiene a Hoyos en su lucha.

De manera calculada Juan Diego se mantuvo discreto en el primero de los pasos, de allí se embarcó en la fuga del día junto a 13 corredores más, incluido su compañero de equipo Luis Carlos Chía y a la disputa por la segunda de las metas intermedias paso de primero y se convirtió en su estocada final para asegurarse la categoría con 29 puntos, a falta de dos fracciones del final de la carrera.

Cumplido el objetivo y con un grupo mayoritario de cuatro corredores del Orgullo Paisa, los Colnago Chía y Hoyos trabajaron conjuntamente por la causa que logró sacar una diferencia de más de cinco minutos, en un terreno con tendencia al descenso, en el que incluso Chía tuvo la oportunidad de lanzarse en solitario y de sumar el máximo puntaje en el último sprint.

Ya con la ventaja suficiente la fuga se lanzó por la etapa en la que de los catorce quedarían dos corredores tras el empinado ascenso, Didier Chaparro del Orgullo Paisa y José Tito Hernández del Team Medellín, siendo este último el más fuerte por el quebrado terreno y quien reclamó la victoria.

Con Diego Camargo saliendo como líder, partirá este sábado la novena y penúltima etapa desde el Municipio de La Pintada, para recorrer 88 kilómetros que finalizarán en Medellín tras el ascenso al conocido Alto de Minas.