Por:
Oficina de Comunicaciones
Ministerio del Deporte 

  • A los 10 años de edad, Yojan quedó enamorado de este deporte, admiraba cómo los deportistas de la halterofilia podían levantar tanto peso y, desde ahí, soñó ser como uno de ellos. 

Mónica Rocero, madre del pesista colombiano Yojan Cerón, no se cambia por nadie. Esta orgullosa mamá contó la historia de su hijo y, en medio de la emoción que la embarga, señaló que todo tuvo lugar cuando la Liga Departamental de Levantamiento de Pesas de Nariño llevó a cabo una presentación en el Colegio la Libertad, en la ciudad Pasto, donde él estudiaba.   

A los 10 años de edad, Yojan quedó enamorado de este deporte, admiraba cómo los deportistas de la halterofilia podían levantar tanto peso y, desde ahí, soñó ser como uno de ellos. Tal vez, según comentó su padre Rodrigo Cerón, los comparaba con los superhéroes de las películas: Supermán, el Hombre Araña y hulk, llenos de músculos y fuerza, capaces de llevar sobre sus hombros grandes objetos pesados.  

Es el menor de los tres hijos de Rodrigo Cerón y Mónica Rocero. Es, además, el consentido de sus dos hermanas mayores, Juliana y Daniela, de 22 y 19 años de edad, respectivamente. Su padre, orgulloso y feliz, narró que ha sido Juliana, quien también practicaba el levantamiento de pesas, el motivo de inspiración para Yojan.   

Cada vez que su hermana se iba a sus entrenamientos, Yojan -siempre, como un ritual- pedía el respectivo permiso todas las tardes, después de ir al colegio, para acompañarla. Fue desde ese momento en que ellos, como padres, decidieron inscribirlo a la Liga Departamental de Nariño para que iniciara con el deporte que hoy lo está llevando a competir a nivel nacional e internacional. Y como dice su mamá: “representar los colores de su departamento y el tricolor nacional”.  

Para sus progenitores, el proceso de Yojan en los Juegos Intercolegiados Nacionales, desde sus escasos 10 años, está arraigado en la disciplina y constancia, tanto física como mental, y lo han formado en valores y principios, que se rigen desde casa y aplica en su vida personal y escolar. Aseguraron que es un joven muy educado, noble, humilde y respetuoso con la familia.   

Por el rendimiento demostrado, a los 10 años, compitió en la Copa Cuyabra, su primera participación, en Armenia, Quindío, donde se ubicó segundo. Y así siguió acumulando campeonatos a nivel departamental en las categorías sub-13 en Manizales y sub-15 a nivel nacional, en las ciudades de Pasto y Cali, con la Selección Colombia de levantamiento de pesas. En el año de 2023, compitió en la final nacional de los Juegos Intercolegiados en Bogotá.  

Así mismo, parte de la clave de los éxitos que ha logrado Yojan, debido a su dedicación y disciplina, es el proceso de formación que ha realizado en Rusia, a los 13 años, y, posteriormente, en Italia y Polonia, durante las concentraciones a través de la Liga Departamental de Nariño.     

“Como madre de Yojan, participar de los VI Juegos Deportivos Escolares Centroamericanos y del Caribe, en Venezuela, es una gran oportunidad. Aquí en casa nos sentimos muy orgullosos de él y, sobre todo, que lleve en alto los colores de nuestro departamento y de nuestro país”, indicó Mónica Rocero. 

Finalmente, Rodrigo Cerón expresó: “cuando lo invitaron, nos sentimos muy contentos de tener un hijo que nos da muchas alegrías, pero, también, ansiedad al verlo competir; es una sensación que no se puede explicar”.