Corinthians supéró a Santa Fe con 2 goles por 0 y logró su tercera Copa Libertadores, Santa Fe se quedó con el título de Subcampeón Continental Femenino.

“Las Leonas” lo intentaron al minuto 2 con Liana Salazar, quien remató a puerta y la bola se estrelló en el travesaño. Volvieron a llegar al minuto 8 con la jugadora paraguaya, por medio de una pelota parada, pero la arquera Kemelli estaba leyendo la jugada y envió el balón al tiro de esquina.

“Coringão” logró abrir la contienda al minuto 9, en un feroz ataque en el que en última instancia Albuquerque mandó el centro al segundo palo, lo recibió Tamires, se le adelantó a la portera y centró para Adriana, que estaba cerca del área pequeña y logró mandarla adentro.

“El Timão volvió a presionar al minuto 12, con Gabi Portilho, que como pescadora de área llegó con peligro, tiró al arco con su pierna derecha y la bola se fue desviada.

Al minuto 23 se paró el juego porque atendieron a la arquera de Corinthians de Kemelli Trugilho Firmiano Ferreira.

Al minuto 25 recibió cartulina amarilla Yasmin, de Corinthians. Al minuto 30 falló en salida     Corinthians y la guardameta Kemelli intentó reventar el balón y Yasmim Assis Ribeiro se lo entregó a Joemar Guarecuco y con el arco a su disposición lo mandó por fuera.

Time do Povo, “Equipo del Pueblo” llegó al segundo gol al minuto 41, cuando Tamires puso un centro, como con la mano, apareció Portilho, remató y logra vencer a Katherine Tapia y el balón se clavó en la red.

Así terminó el primer tiempo y al minuto 57 del segundo, llegaron las brasileñas, Portilho recibió un balón por el costado derecho, entra al área, tiró al marco pero se fue desviado.

Al minuto 61 las “Albirrojas” llegaron y la jugadora Gauto, nacida en San José del Rosario, probó desde la frontal y su intención de gol se fue por encima del travesaño.

Al minuto 77, Gisela Robledo quedó adolorida luego de un puño en la espalda, pero dio muestras de que podía seguir.

Al minuto 82 las capitalinas llegaron con la número 10, Gauto, quien hizo un giro como si estuviera en una pista de baile, pero luego de un rebote, la bola terminó en los guantes de Kemelli y así terminó el juego.

Foto: Cortesía Santa Fe