Por:
Clara Robayo
Prensa
clara.robayo@gmail.com

  • Adri Duque lanzó el 16 de diciembre su nueva canción en homenaje a la Anunciación de María.

La cantautora antioqueña Adri Duque quiere junto con su familia enviarle un mensaje al mundo: ¡Un venturoso 2021!, a través de su nuevo sencillo musical, titulado Ave María, cuarto sencillo que lanza en el 2020, un año en el que ha aprovechado para usar su música como vehículo para llevar a otros mensajes del Cielo.

“Ave María es una canción muy especial porque nace un hecho personal. Al terminar mi proceso de consagración a la Virgen María, hace nueve años, tuve un sueño muy lindo en un campo abierto con mis cuatro hijos varones, y yo estaba con mi esposo de rodillas sembrando una planta, en eso vi a la Virgen en una nube y ella me dice: «cuida mucho esa plantita», yo le pregunté qué significaba esto en mi vida, y en un momento ella me dijo: «vas a tener una hija y su nombre es Ana Maria», relata la artista.

Y justamente con ella, con su hija, decide interpretar esta nueva canción que se centra en el misterio de la anunciación del Arcángel San Gabriel a la Virgen María. “Ana María es mi única hija de cinco. Ella me recuerda todo el tiempo este mensaje de María, y entre las dos cantamos este tema”, dice Adri Duque.

Para ella desde la misma bendición de Dios en el altar se da la anunciación del crecimiento de las familias, de la llegada de esos retoños que son los hijos. Como Adri Duque asegura: “con este tema queremos cantarle al misterio de la Anunciación hecha vida cotidiana. Los niños que nacen todos los días en el mundo entero son el anuncio de la bendición de Dios, el milagro de la vida que es la materialización de ese soplo divino”.

A la par del lanzamiento de la canción el 16 de diciembre, día en que inició la Novena de Aguinaldos, se hizo también la presentación del video musical, que fue grabado en exteriores, en medio de la naturaleza.

“La naturaleza para mí es como un libro abierto escrito por la mano de Dios. Estar en medio del campo y mirar los árboles, las fuentes de agua, es para mí ver la huella del Señor, ese autor de la creación que la puso allí para darnos alegría”, dice la cantante.

En el videoclip se aprecia a una familia que comparte en la cotidianidad, en un picnic sencillo. Se ve además una gruta en medio de un guadual enorme que representa para Adri Duqueel sentido de comunidad, el cómo los seres humanos, al igual que los árboles en medio de un bosque, son sostenidos los unos a los otros.

“Hay una parte donde vemos a mi esposo cargando a Ana María, y para mí es como reflejar a San José, ese varón que nos enseña el rol de ese padre que ama, que consciente, que no se quiere perder la gracia de ver crecer a sus hijos. A disfrutar la vida dando ejemplo”, agrega.

Sobre Adri Duque

En 2019, la cantautora paisa Adri Duque debuta en el universo de la música católica colombiana con su canción “Te encontré”, desde entonces han llegado nuevas interpretaciones como “Los voy a extrañar”, “Conocí un lugar”, “Aprendí”, y “Restáuranos”. Para finales de 2020 espera lanzar cuatro nuevos sencillos para completar un año de alabanza, gratitud y adoración a Dios.

Con un pop dulce, Adri Duque quiere darle un toque de frescura a la música católica entregando nuevos ritmos y letras, dándole muchas más opciones al público. Si bien su talento para cantar lo ha reconocido desde niña, solo hasta hace pocos años decidió que quería convertirse en un instrumento para Dios, y así llevar su nombre y palabra por el mundo.

Su primera aproximación a este propósito fueron las visitas que como voluntaria hace a las cárceles de máxima seguridad en Medellín, desde hace cinco años. Allí acompaña espiritualmente a hombres y mujeres que buscan una esperanza. Así nació su fundación Puntadas de Libertad, a través de la cual también apoya con empleo desde su propia empresa.

En estos espacios empezó a cantar y descubrió que a través de la música podía llegar al alma de quienes las escuchaban. De esta manera regresa a la composición musical, y en 2019 decide subir a los escenarios a compartir sus talentos con el mundo.

“Dios me guardó y me cuidó para que desarrollara otro tipo de dones que Él necesitaba en mí, y me despertó este deseo de dedicarme a la música hace diez años, cuando sentí el llamado profundo a ser un instrumento en sus manos”, asegura Adri Duque.

Como ella asegura, Dios vive en un eterno presente, para Él el tiempo no existe, y desde que surgió este anhelo por la música hasta hoy, la preparó para hacerlo en el momento correcto. Todo ha sido guiado por Él, de su mano.

Con la música Adri Duque va detrás del Cielo, detrás de las almas que quieren regresar a Dios. “Cuando uno cumple el propósito por el que fue creado, así uno no se lucre, Dios responde a esa vocación, a ese llamado que se recibe con el corazón. Como dice el Evangelio: «busca primero el Reino de Dios y su justicia, y lo demás se nos dará por añadidura».