ALEJANDRO GÓMEZ Y SU EVOLUCIÓN COMO TENISTA Mar15

Etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Comparte En

ALEJANDRO GÓMEZ Y SU EVOLUCIÓN COMO TENISTA

alejandro-gomez-bogota

Por:
Comunicaciones Mesma
Francisco Vargas
Twitter @vargaspacho

Luego de dos años en los que su principal foco fue jugar torneos futuros a fin de recoger puntos ATP y experiencia, el vallecaucano tomó la decisión de apostarle a los Challengers

Un nuevo paso dio el tenista colombiano Alejandro Gómez en su corta carrera, pues superó la etapa del Circuito ITF Futures (15 y 25 mil dólares en premios)  e incursionó en el Circuito ATP Challengers Series (desde 50 mil hasta 150 mil dólares en premios).

En los futuros toman parte raquetas que buscan dar los primeros pasos en el profesionalismo, en este tipo de torneos juegan el 80 por ciento de los tenistas, ubicados entre los puestos 400 y 2200 de la clasificación mundial.

En sus dos primeras temporadas, Alejandro jugó un total de 201 partidos (111 en sencillos y 90 en dobles), en 47 torneos, con un saldo de ocho títulos (cuatro en sencillos y cuatro en dobles), resultados que le dejaron la necesidad de buscar nuevos retos profesionales que ahora asume en los Challengers, último escalón para llegar al Circuito ATP. “Aquí, los jugadores son más talentosos y experimentados” señaló el caleño, quien tiene previsto disputar la próxima semana el Challenger de Guadalajara.

Después de jugar cuatro torneos Challenger en la actual temporada, Gómez señaló que se encontró con un mundo diferente. “El Circuito Challenger es una vida distinta. Los jugadores normalmente están acompañados por sus entrenadores. Ellos tienen una mejor preparación física y por ende un nivel de competitividad más alto”.

El actual 356 del planeta realizó una comparación sobre los jugadores que toman parte de los Circuitos ITF y Challenger “En los futuros he visto tenistas que no se esfuerzan mucho y les va bien. En estas competencias todos son talentosos, por eso están acá” y añade, “estoy viviendo una experiencia positiva. Me siento afortunado de poder compartir con jugadores de mayor nivel y jugar a la par. Me llena de confianza el saber que estoy a ras de muchos tenistas”.

Pero no solo el nivel crece, también los gastos. “La inversión es más alta, pues es necesario viajar con entrenador. Sin embargo, hay torneos en los cuales se puede ahorrar, ya que ofrecen hospitalidad (alimentación y hotel), por lo cual, los costos son más bajos” expresó el colombiano.

Alejandro no deja nada al azar, sabe que el más mínimo despiste le puede costar la derrota: “trabajamos en todo. En la derecha, el revés, el servicio, la duración de los puntos. Son torneos de mayor nivel con rivales que en muchos casos han estado en Grand Slam. Acá no hay chances de jugar mal”.

Muchas veces esos ascensos se construyen lejos de casa y eso lo sabe muy bien Alejandro, quien desde los 16 años está radicado en Estados Unidos. Allí se graduó de economía en la Universidad de Kentucky en 2014, un año más tarde inició su proceso como profesional en el ‘deporte blanco’, donde superó la etapa de los futuros y actualmente busca afianzarse en el Circuito Challenger.