Etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Comparte En

EL ‘TWIN FUN’ LLEGA A COLOMBIA CON ROYAL ENFIELD

Royal Enfield

Por:
Camilo Pizarro Rodríguez
camilo@agorapublicaffairs.com

  • Royal Enfield trae de regreso a Colombia el ‘Twin Fun’ con sus primeras motocicletas bicilíndricas en 50 años.
  • La Continental GT 650 e Interceptor INT 650 están listas para revolucionar el segmento medio de motocicletas en Colombia.
  • Lanzadas en Colombia con un precio de $18.990.000 para la Interceptor INT 650 y $19.390.000 para la Continental GT 650.

Royal Enfield, líder mundial en el segmento medio de motocicletas, lanzó los nuevos modelos Continental GT 650 e Interceptor INT 650 para Colombia en el Salón Internacional del Automóvil -Bogotá-. Reforzando el compromiso de la marca con Colombia, la exhibición de sus modelos bicilíndricos abre el último capítulo de una historia de 117 años de producción de motocicletas.

Las primeras motocicletas de dos cilíndros producidas por Royal Enfield desde 1970, recuerdan una época dorada para la marca que comenzó en 1948 con la llegada de las primeras bicilíndricas 500 que evolucionaron en sus famosos modelos de alto rendimiento: Meteor, Super Meteor y la original Interceptor de 1960.

Vendida principalmente en los Estados Unidos y Canadá, la Interceptor 700 y sus sucesores de 750cc, rápidamente se convirtieron en parte de la cultura derivada del sol de California, sirviendo como una expresión de diversión, emoción, libertad y optimismo en forma de elegantes y rápidas motocicletas de carretera que gozaron de un gran éxito en competiciones, carreras de desierto y eventos de pista plana.

Lanzadas hoy en Colombia, estas motocicletas son una combinación perfecta de autenticidad, diversión al rodar y accesibilidad. A continuación, los precios en cada una de sus variedades:

Variedades Continental GT 650 Twin Interceptor INT 650 Twin
Estándar $19.390.000 $18.990.000
Custom $19.690.000 $19.390.000
Cromada $19.990.000 $19.690.000

A pesar de sus vínculos con el pasado, la Continental GT 650 y la Interceptor INT 650 son motocicletas totalmente nuevas y fabricadas desde cero, desarrolladas conjuntamente por los equipos de desarrollo de Royal Enfield ubicados en la India y en su centro técnico de vanguardia en Bruntingthorpe de Reino Unido. Las motocicletas – la Continental GT 650 (la deportiva café racer) y la Interceptor INT 650 (la elegante roadster) – combinan un aspecto clásico con una ingeniería cuidadosamente diseñada que inspirará confianza en los nuevos motociclistas y de igual forma satisfará las expectativas de los más experimentados.

Con un sistema de refrigeración que simplifica el mantenimiento, y produce una hermosa nota de escape de doble cilindro que garantiza las líneas características del diseño Royal Enfield, la Continental GT 650 y la Interceptor INT 650 están diseñados para la conducción real. Las motocicletas vienen con un par de torsión amplio disponible en modo inactivo, lo que les permite hacer un trabajo liviano en el tráfico de la ciudad y lo suficientemente potentes para viajar sin esfuerzo en la carretera.

El motociclismo sin complicaciones es lo que las nuevas motocicletas Royal Enfield representan. Aunque ofrecen 47 caballos de fuerza, el secreto de su “capacidad de conducción” reside en la forma en que se entrega su par de torsión – sin interrupciones y desde un nivel bajo de revoluciones con el 80% del par máximo de 52 Nm entregado a 2500 rpm – permitiendo un progreso suave y constante sin necesidad de cambiar de marcha continuamente. Esto lo combina con un chasis extremadamente ágil desarrollado en el Royal Enfield’s UK Technology Centre junto con el legendario fabricante de estructuras de motocicletas deportivas Harris Performance.

La Continental GT 650 y la INT 650 ofrecen mucho más que una ingeniería experta, ya que aprovechan la creciente popularidad del motociclismo moderno de influencia clásica que ha sido el núcleo del espíritu de Royal Enfield durante décadas. Las nuevas bicilíndricas, como la famosa ‘Bullet’ de un solo cilindro, son motocicletas inspiradas en el pasado pero construidas para hoy y diseñadas para ser relevantes en el mañana. De este modo, reflejan el respeto de la marca por la longevidad al ser la definición de sostenibilidad, en un mundo donde las tendencias a corto plazo, el consumo notable y los productos desechables están perdiendo rápidamente su atractivo.

Cada vez más, los motociclistas de hoy ven sus máquinas como extensiones de sí mismos; motocicletas con las que se sientan identificados y puedan montar a lo largo de su vida. La Continental GT 650 y la Interceptor INT 650 están pensadas para ser modelos que aunque son similares en el fondo, ofrecen experiencias de conducción totalmente diferentes.

La Continental GT 650 atraerá especialmente a los corredores deportivos con su asiento individual (opcional), tanque de combustible esculpido, reposapiés trasero y manillar con estilo de carrera. Así como es perfecta para disfrutar de explosiones de alta velocidad en carreteras totalmente curvas, su ergonomía le permite al conductor mantenerse cómodo cuando se usa como una motocicleta de estilo citadino o simplemente como un medio para escaparse los fines de semana a disfrutar de la naturaleza.

Por su parte, la Interceptor INT 650 se remonta al modelo histórico que lleva su nombre, con su distintivo tanque de lágrima con los espacios tradicionales de rodillas. Su comodidad se representa con su asiento doble acolchado y manubrios reforzados que evocan el estilo que surgió en los años 60 en California. La posición de conducción relajada hace que la Interceptor INT 650 sea divertida y práctica en todo tipo de terreno: desde la playa hasta la jungla urbana.

Tanto la Interceptor INT 650 como la Continental GT 650 son motocicletas bellamente fabricadas y cuidadosamente detalladas. Sus motores, aunque tienen un diseño moderno, reproducen a la perfección el estilo clásico; mientras que los detalles como los manillares forjados, las tapas de combustible ‘Monza’ y los accesorios cuidadosamente diseñados representan la calidad que se encuentra tanto en su interior como en el exterior. La individualidad es la clave de los motociclistas de hoy en día, por ello, la Continental GT 650 y la Interceptor INT 650 se pueden obtener en versiones ‘Estándar’ o ‘Custom’ con una amplia gama de opciones retro que van desde pintura de colores especiales hasta retrovisores de barra, mosquiteras opcionales y acabados alternativos para ruedas, luces y componentes de suspensión.

Ambas motocicletas, vienen con una línea de ropa Royal Enfield que está inspirada en los años 60 y refleja los cortes y las siluetas de del contexto cultural de la época. Compuesta por chaquetas Clymer y Spirit, una selección de camisetas, cascos, botas, zapatillas altas hasta los tobillos, jeans Cordura y guantes Streetborn, la gama de Gear combina estéticamente el estilo clásico con la funcionalidad de la actualidad.

La Interceptor INT 650 y la Continental GT 650, también vienen con un conjunto de ‘Genuine Motorcycle Acessories’, que además de brindar comodidad, estilo y protección, también se prestan como un medio de expresión para el motociclista. La colección comprende nuevos accesorios funcionales y de protección como los protectores de motor y el puerto eléctrico auxiliar, y adicionalmente incluye accesorios de estilo como mosquitero de acrílico y alforjas de lona suave.