ESTEYSY DÍAZ LA NÚMERO UNO DEL JUDO EN BOGOTÁ Nov04

Etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Comparte En

ESTEYSY DÍAZ LA NÚMERO UNO DEL JUDO EN BOGOTÁ

esteysy-diaz

Por:
Juan Sebastián Duque Correa
Profesional en comunicaciones
Programa Supérate Intercolegiados
jduque@coldeportes.gov.co

 

  • Múltiple campeona nacional e internacional
  • Esteysy Díaz demuestra su alegría en Supérate Intercolegiados 2016

De contextura gruesa, tez morena, aunque no posee mucha estatura (mide 1.63 mts, compite en la categoría de – 63 kilogramos, es Esteysy Díaz, la número uno del Judo en Bogotá, del Colegio Virtual Siglo XXI, la mejor en su categoría a nivel nacional, sus rivales le temen, tanto que prefieren retirarse antes de iniciar un combate.

Y eso que Esteysy solo tiene 14 años, de los cuales lleva nueve en el judo. Inicio practicando gimnasia pero en el coliseo contiguo a donde entrenaba, practicaban judo, entonces le manifestó a sus padres que quería irse por el arte marcial y desde ahí se convirtió en su hobbie y hoy, su proyecto de vida. “Yo veía cuando pasaba y me gustaba, pero lo que más me llamaba la atención era que si aprendía iba a saber defenderme, un profesor me dijo que fuera a una clase a ver si me gustaba y desde ahí no puedo vivir sin el judo”, comentó la bogotana.

Es múltiple campeona nacional y distrital pero ella tiene en su corazón sus títulos más importantes, “El Sudamericano en Paraguay tiene un lugar especial para mí porque las brasileras eran más grandes que yo y al final me quedé con la medalla de oro, y el otro fue el Panamericano en Argentina, esos son hasta ahora los más importantes”, manifestó Esteysy.

Dicen que el judo y las artes marciales asiáticas tienen como objetivo encontrar ese equilibrio entre cuerpo y espíritu pero hay otras actitudes que se aprenden de estas disciplinas y para Esteysy no es la excepción.

“Uno aprende a ser responsable, disciplinado, aprende a comportarse, a expresarse, a entender y respetar al oponente, además de las técnicas básicas que tiene el deporte para los respectivos combates”.

En su último combate aplicó una fuerte técnica a su oponente del Valle, Valeria Guerrero y fue tal la fuerza que aplicó, que a su colega la tuvieron que sacar los paramédicos en camilla; solo a los pocos minutos se pudo recuperar. Fue así como esta Bogotana se alzó con la victoria y le dio a la capital una nueva presea.

“Realmente yo no apliqué fuerza desmedida, la culpa fue de los jueces porque había hecho Ippon (técnica que da al que la realiza, la victoria inmediata, en la que el oponente cae de espalda en el ‘tatami’) pero los jueces no la marcaron, entonces me tocó poner un poco más de fuerza para ganar el combate”, explicó la judoca.

Aún le queda mucho camino por recorrer en Supérate Intercolegiados, pues con 14 años apenas está en octavo, lo que le permitirá competir los próximos años hasta llegar a grado once y luchar por ganarse el crédito de educación superior.