Etiquetas

Publicaciones Relacionadas

Comparte En

BE ENERGY APUESTA POR SOSTENIBILIDAD DEL ARCHIPIELAGO

Be Energy

Por:
Alexa Castellanos
Comunicadora Social – Periodista Free press
Andrés Ruiz Coordinador de Medios Be Energy
andres.ruiz@energialimpia.co
alexacastellanosbarraza@gmail.com

Llegó la hora para que el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina se suba a la ola de la Energía Limpia. El Ministerio de Minas y Energía y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzarán a través del Fondo de Energías No Convencionales y Gestión Eficiente de la Energía – FENOGE, el programa Be Energy, iniciativa pionera en el Caribe enfocada a la gestión eficiente de la energía.

Para la ocasión se ha programado un evento en el que la tecnología se junta con la diversión y la cultura. La cita será el próximo jueves 29 de agosto e iniciará a las 3:00 PM con una caminata desde el “I love San Andrés” al comienzo de la avenida peatonal que recorre la playa Spratt Bight, acompañada por la Banda de Paz de la Gobernación del archipiélago, y culminará en la Plazoleta del Cañón de Morgan. En este lugar se llevará a cabo, a partir de las 4:00 PM, la primera “Feria de Arte, Energía y Sostenibilidad” de la isla, con la cual se abrirán las puertas oficialmente a la campaña Be Energy.

La apertura del evento estará a cargo de la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, el director del FENOGE, Juan Camilo Vallejo, y representantes del BID. Contará con una agenda variada en la que artistas plásticos y músicos, interactuarán con técnicos y expertos en eficiencia energética para mostrarle a la ciudadanía las herramientas disponibles para sumarse a la revolución de las energías no convencionales.

Be Energy es la apuesta del Gobierno y del FENOGE para iniciar una transformación energética en el archipiélago. Además de instalar tecnologías que generen energía usando fuentes renovables no convencionales, el programa se enfocará en fomentar el cambio en los hábitos de consumo que puedan ahorrarle una cantidad significativa de dinero a los usuarios.

Entre menos energía consuma el archipiélago, menos pagan sus habitantes y menor será el gasto del gobierno en subsidios para la generación y el consumo eléctrico. La ganancia es evidente, a lo que se suma la reducción de la cantidad de gases contaminantes que calientan la atmósfera y ponen en riesgo los valiosos ecosistemas de la región.