Por:
Luisa Ivone Restrepo C.
Comunicaciones y Prensa
Comité Paralímpico Colombiano
comunicaciones@cpccolombia.org

Marlon Pérez Arango nació el 10 de enero de 1976 en Támesis, un municipio del departamento Antioqueño. Tiene 44 años y desde muy pequeño ha amado la bicicleta.  Debutó como ciclista profesional en el año 2000 con el equipo Selle Italia y actualmente acompaña a Javier Serna como piloto guía en la bicicleta tándem.

Se ha dedicado al ciclismo en equipos tanto a nivel nacional como internacional, participando en dos Giros de Italia y algunas carreras en España, Francia e Italia. También ha representado a Colombia en varios Juegos Olímpicos en las modalidades de Ruta y Pista.

Como la mayoría de los niños, Marlon quería ser futbolista, sin embargo, confiesa que “era malo para el balón, por eso decidí empezar a montar bicicleta en Támesis”, decisión lo que lo ha llevado a tener importantes logros en el deporte desde su juventud.

Y es que su trayecto en el deporte ha sido extenso, pues estuvo veinte años en el ciclismo profesional, y ahora lleva tres en el ciclismo paralímpico acompañando y guiando a Javier Serna. Marlon afirma que “desde que era joven se me abrieron puertas por ser campeón de ciclismo, a los diecinueve años me sentí bien posicionado y por eso me mantuve”, con el tiempo tuvo la oportunidad de llegar a Europa, ganar medallas e ir cumpliendo sus sueños. Siempre motivado por las ganas de superarse a él mismo, haciendo lo que más le gusta, que es disfrutar cada día en su bicicleta.

A pesar de sus triunfos y su exitosa carrera, no todo ha sido color rosa, “he estado a punto de botar la toalla, estando solo en los viajes, cuando siento nostalgia, las ocasiones en que he estado en un hospital. La he tirado. Pero he regresado bien con nuevas oportunidades”, y estos regresos exitosos los ha logrado gracias a su familia, quienes con su apoyo incondicional han acompañado a Marlon en cada etapa de su camino ciclístico.

Hacer parte del deporte paralímpico como piloto guía le ha permitido a Marlon ser nuevamente referente del ciclismo nacional y del continente, esta vez, acompañado de Javier.

Se conocieron por casualidad, un día, en medio de un entrenamiento Marlon se enteró de la existencia de la modalidad tándem, en la que se compite en pareja, un amigo le dijo que podía ser un excelente guía y luego le presentó a Javier: “cuando lo conocí le dije que si necesitaba un guía yo estaba dispuesto a acompañarlo y después de un año él me llamó y empezamos a trabajar juntos”, cuenta Marlon. Desde el inicio se entendieron bien y se acoplaron, esto los ha llevado a tener importantes logros en diferentes competencias del deporte paralímpico, triunfos que los han posicionado como el mejor tándem de américa.

“Un día decidí aventurarme con el ciclismo paralímpico, saltar a esta aventura y ser referente”, y esta decisión, sin duda, ha marcado su vida de forma positiva.

Este cambio además le trajo un buen amigo, cuenta que Javier le aporta seguridad y ánimo para salir adelante, y él a su vez le aporta a Javier experiencia y las ganas de ganar que lo han caracterizado toda su vida. Estas cualidades hacen que esta dupla se destaque y sea imparable.

Para despedirse, Marlon le deja un mensaje a todos los seguidores del Comité Paralímpico Colombiano y a todos los colombianos que siguen su carrera: “en todos los aspectos de la vida siempre luchen por lo que quieren hacer, sin importar si tienen que despertarse más temprano, porque uno es quien tiene que luchar por sus sueños y no dejar que nadie los quebrante”.