Por:
Luisa Ivone Restrepo C.
Comunicaciones y Prensa
Comité Paralímpico Colombiano
comunicaciones@cpccolombia.org

Diego Meneses quien trajo de Rio 2016 dos diplomas paralímpicos con el sello Valle Oro Puro y ocupó el cuarto lugar en lanzamiento de jabalina. Es un joven Para Atleta de 21 años que y ha participado en numerosos torneos nacionales e internacionales. Compite en bala, jabalina y disco. Sin tenerlo planeado, fue el mejor atleta paralímpico de las Américas en el 2017 gracias a que el lanzador fue elegido por votación del público y logró un 77% del total de votos.

Meneses participó en el Mundial de Paraatletismo Juvenil y obtuvo las medallas de oro en las pruebas de impulsión de bala, lanzamiento de jabalina y lanzamiento de disco, clase F34, categoría U20 y se ha convertido en referente nacional.

 Llegó al deporte paralímpico a los 12 años, en aquel entonces jugaba baloncesto y un conocido le comento sobre esta opción, gracias a esto conoció al entrenador Alonso Mina, quien lo motivó a incursionar en las carreras durante dos años, para luego cambiar al paraatletismo de campo, modalidad que le ha dado grandes alegrías y que le ha permitido superar poco a poco la parálisis cerebral por la que llegó a este deporte.

Desde el primer momento en que se interesó por el paraatletismo su mayor motivación ha sido su familia, su esposa y su hijo Jacob de un año y 3 meses, quienes siempre están presentes en su mente y corazón antes de cualquier competición. “Antes de ir a una prueba llamo a mi hijo y le pido un besito, eso me da ánimo y tranquilidad, con eso voy motivado a lanzar”, mencionó. Además, su esposa siempre está apoyándolo en cada entrenamiento y competencia, pendiente de cada movimiento para alentarlo.

Gracias a este invaluable apoyo, en los Juegos Parapanamericanos en Lima 2019 logró dos medallas de plata en las pruebas de jabalina e impulsión bala, así consiguió quedar en el podio y comentó que “al escuchar el himno de Colombia se sienten muchas emociones muy bonitas, es un orgullo estar ahí”. Esta experiencia la compartió con Mauricio Valencia, quien se convirtió en su amigo y cuando se les presenta la oportunidad juegan videojuegos juntos, ríen y se brindan apoyo mutuamente.

En cada presentación para él, portar el uniforme de Colombia en el exterior es de las cosas que más le hacen sentir felicidad, pues sabe que está representando a su país y que debe dar lo mejor de él. Por eso es que a cada lugar al que asiste le gusta que lo recuerden como una persona alegre, humilde y que le saca sonrisas a todos los que lo rodean.

Su sueño es llegar más lejos, seguir ganando y escuchar el himno de Colombia en muchas competencias más. A pesar del cambio de fecha, Diego sigue emocionado y pensando en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y espera con ansias que la situación mejore para poder estar allí dando lo mejor de sí. Sobre esto, Meneses recuerda que “los Paralímpicos de Río 2016 fueron una locura, entonces no me imagino como será estar en Tokio y poder ver todo lo que nos espera”.

Para despedirse, Diego les regala a los seguidores del Comité Paralímpico Colombiano y a todos los paradeportistas que ahora inician unas emotivas palabras, deseando que se motiven y no permitan que los obstáculos les impidan salir adelante: “No se dejen estancar, ni acomplejar, no se limiten, sean fuertes mentalmente y seguros de sí mismos, así pueden hacer todos los deportes que quieran. Que siempre digan “yo sí puedo” y nunca dejen de luchar por sus sueños”.